Sara Codina #PiMaker - Viviendo desde el corazón

SaracodinaPiMakerPiMov.jpg
 

Sara Codina es una #PiMaker quien vive desde su corazón e inspira a quienes se cruza en su camino a través de su manera de ver la vida, su empatía, pasión y libertad de ser. Sara es co-fundadora de la ONG SUPerando. Ella hace de su entidad un lugar muy especial porque a través de su liderazgo, organización y entusiasmo, junto con sus dos socios, impacta positivamente la vida de quienes participan en sus eventos: los niños, padres y voluntarios.

Sara es nuestra amiga y compañera en YouTooday y en el PiMov.org. Con ella co-creamos y vivimos nuestro trabajo desde el corazón. Compartimos con vosotros esta entrevista porque Sara es una gran #PiMaker y un orgullo para nosotros.

¿Cómo llegaste a hacer lo que haces? ¿Cuál es tu historia personal?

En mi caso no sabría decir cómo he llegado donde estoy, no tengo una historia personal que me hiciera aflorar la necesidad de ayudar o mejorar mi entorno. Siempre he pensado que simplemente lo llevo en los genes, me gusta ayudar desde que tengo uso de razón. Igual tiene algo que ver que los primeros años de mi vida me crié cerca del mar, entre pitacos y patos. Quien sabe. 

Y2DRed.jpg

"Si recibo, doy. No hay otra opción. "

Cuando era estudiante ya hice voluntariados, quizás de una manera más “lúdica” y siendo menos consciente de las consecuencias de lo que hacía, pero como buena adolescente, hacía aquello que me hacía sentir bien; y ayudando me sentía “en lo más alto”. Me sentía tan bien haciendo de paje en la campaña de Navidad, como acompañando a gente mayor en una chocolatada, repartiendo dorsales en una carrera solidaria… Allí estaba yo. Feliz.

Trabajé durante años en empresas multinacionales, siempre en la rama comercial, y a pesar de ser trabajos que me gustaban por el contacto con otras personas, debo confesar que nunca pude vender algo en lo que no creyera y siempre tenía que buscar la manera de que fueran acuerdos justos. Quizás esta transparencia estaba un tanto falta de ambición laboral, pero actuar en base a mis valores es algo que siempre he respetado y de lo que me siento tremendamente orgullosa. Además, durante estos años siempre intenté introducir iniciativas solidarias en las empresas.  

Cuando tuve a mis hijos, y cambié mis prioridades, empecé a dar rienda suelta a mi espíritu emprendedor. Y curiosamente, a cada negocio siempre le buscaba la pata solidaria. No concibo una empresa que no aporte nada a la sociedad y/o al medioambiente. Si recibo, doy. No hay otra opción en mi manera de ver las cosas. 

Y2DBlue.jpg

"Cuando haces algo desde el corazón, con pasión, sale bien."

Volviendo atrás, para entender dónde empieza mi camino real hacia mi “yo actual”, cuando no tenía tiempo para voluntariado ni dinero para donativos, busqué la manera de “hacer algo”,  ya que no podía estar quieta viendo como pasaban los días con los “brazos solidarios” cruzados.

Me hice donante de todo lo posible en mi cuerpo. Pero de lo que podía donar en vida, lo que más me llamó la atención fue hacerme donante de médula y aquí fue donde empezó mi relación con la Fundación Josep Carreras Contra la Leucemia y donde empezó mi curiosidad por conocer a las entidades que tantas cosas hacen por quienes más lo necesitan.

Pero hacerme donante y conseguir otros donantes enseguida me supo a poco y fue cuando se me ocurrió montar mi primera cena solidaria en beneficio de la Fundación, de la mano de mi amiga Sylvia.

Fue una gran experiencia y allí descubrí algo: cuando haces algo desde el corazón, con pasión, sale bien. Aunque sea tu primera gala con 300 invitados. Desde entonces empecé a crear distintos eventos para la Fundación y colaborando con otras entidades en todo lo que podía y/o estuviera en mi alcance. 

Hasta que llegó el día en que me di cuenta de que ESTO es lo que mejor sé hacer y más me gusta.

Así que decidí, por un lado, tener mi propia entidad sin ánimo de lucro y, por otro lado, dedicarme al fundraising, para llegar a todos los proyectos posibles, para sensibilizar a las empresas y para, entre todos, cambiar este mundo que nos estamos cargando.

Hay quien piensa, incluso me dice, que vivo en sueños… quizás sí, pero el problema sería si no los persiguiera ni luchara para convertirlos en realidad. 

¿Cómo sientes que estás impactando positivamente en tu comunidad y entorno?

 
 
Y2DPink.jpg

"No hay trabajo mejor pagado que el que lo que “cobras” son momentos, sonrisas, experiencias, abrazos,miradas..."

Creo que más bien es al revés, que hay muchas personas y experiencias que están impactando positivamente en mí.

Pero si tengo que contestar… sería simplemente hablando de SUPerando, mi “hijo pequeño”, la entidad que montamos 3 amigos hace 2 años. No hay trabajo mejor pagado que este, el que lo que “cobras” son momentos, sonrisas, experiencias, abrazos, miradas... por suerte, todavía quedan cosas que no se pagan con dinero.

Por otro lado, intento esforzarme día a día para transmitir esta necesidad de ayudar e inspirar a otras personas para que prueben a hacerlo… sé que cuando empiezas… ¡Ya no hay vuelta atrás!

Y en mi trabajo, por supuesto. 

¿Cuál es tu sueño, tu visión?

 
 

Que cada vez seamos más los que no tengamos miedo de perseguir nuestros sueños. 

Y2DYellow.jpg

"Hace falta recordar que nunca es tarde para volver a empezar… ."

Que cada vez seamos más los que seamos conscientes de que los cambios dependen de nosotros mismos, tanto los personales como los colectivos.

Mi gran sueño es que todas las empresas cuiden a sus empleados (son su mayor activo!!) y no sólo estén comprometidas con la sociedad y el medio ambiente, sino que se les pongan los pelos de punta cuando expliquen los proyectos que apoyan.

Todo el mundo debería sentirse orgulloso de todo lo que hace y cómo lo hace. 

Y, sobretodo, hace falta recordar que nunca es tarde para volver a empezar. Cada error que cometemos será un aprendizaje que nos hará más fuertes, humanos y solidarios. 

¿Sientes que has encontrado tu propósito en la vida? ¿Por qué?

Y2DBlue.jpg

"Me siento feliz por hacer aquello que me gusta y creo que sé hacer: ayudar y ayudar a ayudar."

En mi vida personal, sí, mis hijos son mi mayor obra de arte y mi máxima prioridad.

Con ellos he aprendido el significado de “amor incondicional”, a simplificar las cosas, a disfrutar de cada día y cada detalle, a compartir, a no dejar de ser niña y a ser adulta.

En mi trabajo, en YouTooday y PiMov.org, me siento realizada y feliz por hacer aquello que me gusta y creo que sé hacer: ayudar y ayudar a ayudar. Algo tan simple y tan complejo a la vez.

Y, sobretodo, me siento feliz por trabajar con un equipo humano que me hace sacar la mejor versión de mí misma en un ambiente de trabajo donde la empatía, el respeto, la confianza y la perseverancia nos hacen invencibles.